CRÓNICA DE UN VIAJE ANUNCIADO

  Aunque el titulo no es de los mas original ya que esta inspirado en la novela de García Márquez  "Crónicas de una muerte anunciada", donde el novelista representó un acercamiento entre lo periodístico y lo narrativo, y una aproximación a  la novela policiaca, una historia real ocurrida en 1951. El paralelismo casi surrealista de nuestro relato me ha decantado por elegir este titulo. Y todo empieza así:

En un día lluvioso donde el calendario nos marca, -22 de Diciembre de 2010-, y después de no tocar la lotería de Navidad, como siempre, nos reunimos como cada año en un bar del pueblo santo y seña de los galgueros de estos Lares. El motivo, la preparación del viaje que como cada temporada organizamos para asistir al Nacional. Aquí nos corre los campeonatos de galgos por las venas, y un año mas como diría Miralles, nuestro grupo de amigos, se disponen a marcar el itinerario de ruta para esta temporada, con un presupuesto que hay que recortar si o si, por eso de la crisis, ya que tres de ellos han engrosado esa maldita lista del paro en los últimos meses, aunque esos ahorrillos para el Campeonato siempre están a buen recaudo.

El Nacional en Barcience ¿por donde cae?, joder si hemos ido dos veces allí, ese es el pueblo donde ganó la Sole y la Tara, - tengo la cabeza a las diez y cuarto- bueno donde sea allí vamos, Pepe pone otro medio que la cosa promete. Estamos los mismos de siempre

con un año mas y algunos pelos menos pero igual de ilusionado, el año es largo pero ya lo tenemos aquí. ¿Que coche vamos a llevar este año, porque el mío no esta para muchos trotes?, habrá que llevar al menos tres porque seguimos siendo doce, si no se cae alguno a última hora.

Entre preparación, reservas de hotel, itinerarios, y mucho cachondeo (que por esta parte nunca suele faltar), transcurría la conversación de estos amigos que llevan casi dos décadas asistiendo al Nacional. Así pasan los días en este pueblo rural donde la siembra del cereal se ha quedado a medias por eso de las aguas, dos inviernos lloviendo sin parar, al menos en la chimenea cargada de leña de este bar no se dan goteras. Noche Buena, Año Nuevo, Reyes Magos, y por fin el Nacional, el viaje, nuestro viaje, todo preparado.

 ¿A que hora salimos? -pues no sé- me he metido en Internet y da agua para el Sábado, ¿suspenderán? -a ver si nos vamos a hincar 500 kilómetros "pa na"-, vamos a esperar y en vez de salir hoy nos vamos la madrugada del Sábado, ¿y la presentación?-bueno pues este año nos la perderemos- ¿la gente están conforme? tu sabes que lo que tu digas es lo que se hace, entonces salimos a la 3 de la madrugada,- comunícaselo a los demás-

Este grupo de amigos se vuelven a ver en la noche del Viernes, ¡no quedarse dormido! - no hombre si fuera para trabajar quizás, pero vamos a ver correr a los mejores. Por cierto llama a ver como a ido la presentación, ¿a quien llamo?- llama a Juan que esta allí, -vale- a ver que dice. Mientras la conversación telefónica se llevaba a efecto, una caña tras otra se van sirviendo en la barra del bar, y sin alcohol para los que tienen que conducir por supuesto. ¿Que te ha dicho Juan?, bueno creo que hemos acertado, la  presentación un fiasco, un gran escenario con un gran vacío de contenido, gente parlando, premios, no se han enterado de nada, la megafonía parecía sacada de un bingo de feria, ¿y entonces que han hecho?-pues lo que se hace cuando en el escenario no ocurre nada,-hacer corrillo y hablar de galgos- joe que rebumba. Entre botellines se despiden hasta las tres de la madrugada, "la hora fijada".

Y a las tres todos en el punto de partida, ¡quien te ha visto y quien te ve, con el trabajo que te cuesta levantarte!, si pero para ir de galgos siempre me ves,- déjate de cachondeo que es muy temprano. ¿En que coche me monto yo? -hay que ver tu siempre igual, móntate y vámonos que nos vamos.

A la tres y veinticinco minutos de la "madrugá" la partida de estos galgueros ilusionados montan rumbo por la ruta de la plata a la tierra de D. Quijote.

Una llamada de Mobil, ¿donde paramos? bueno si solo llevamos hora y media de viaje- para en la primera venta que te encuentre- vale un cafelito caliente sienta bien a esta hora.

 Así fue trascurriendo el viaje de nuestros amigos, kilómetros, paradas, algún que otro chiste, y galgo mucho galgo. Las claras del día anuncian a nuestro amigos que el camino esta casi andado.

¿Alguien se acuerda donde esta el desvío?- deja pasar al coche de atrás que lleva GPS, hazle seña, Bueno si ya estamos en Torrijos el desvío estará cerca y además estará señalizado, tira "pa lante" que la guardia civil ya nos indicará, ¡pues yo no he visto aún a ninguno!, -lo mismo el presupuesto no ha dado para guardias- anda tira detrás del Vans que ese va para allá.

Nuestros amigos terminan el camino de ida, entran en Barcience para dirigirse al corredero. El primer coche para y pregunta a un lugareño o al menos así lo creen.

 

¿Jefe el corredero del Nacional?, el hombre amablemente le indica la ruta, además le comenta que el  coche lo tienen que dejar en el pueblo y seguir caminito a pie hasta la carpa, ¡muchas gracias!.

 El primer coche de la comitiva anda algunos metros mas y empieza el aparcamiento, el segundo vehiculo justamente detrás, abre la ventanilla, ¿otra vez vas a parar? ¡sino hemos tomado ya tres cafés con sus respectivas tostadas!, -que va hombre que este es el aparcamiento del corredero, ¿como? ¿y donde esta la Carpa?,-pues no se-, mira pregúntale a esos que parecen que son de aquí, buenos días, buenos días, ¿la carpa, el corredero por donde está?, mira la carpa se ve desde aquí, ¿donde?-coño date la vuelta- joer ¡aquello blanco que se ve allí!,, mas o menos ¿y que hay que ir andando?-¡tampoco hay tanto! según la Federación Española hay unos 800 metros, ¡venga cojones bajarse de los coches!, -abrir el maletero y sacar los bártulos.

  La mañana esta templada aunque algunas rachas de aire perturban la calma de este pueblo toledano. ¡Manuel coge tu la nevera que estas mas fuerte!, venga entre todos no cabemos a nada, ¡venga ánimos que mas duro es el camino de Santiago y encima cuando llegas no hay carreras de galgos!.

Entre callejuelas y esquinas de este pequeño pueblo, "Barcience" que al parecer su nombre significa "Carga  grande de Paja" -vaya usted por donde-  los doce amigos caminan formando la mano en un ala perfecta, de cortadores Manuel con la nevera, y José con la mesa, entre ellos los demás, mochilas, prismáticos, cámaras de fotos, bolsas , detrás y delante aficionados llegados de todas España, por un momento nos hace recordar aquella  curiosa imagen de Berlanga, "Bienvenidos Mister Marshall", solo falta el tío del puro, acaso viera venido Miguel el de Currito y estampa completa.

El asfalto termina dando paso a un carril donde supuestamente lleva a la carpa, ¡buenos los de la federación querían decir que los 800 m. era hasta aquí! ¡pero dios Mio si la carpa cada vez parece que esta mas lejos!-¡Rafael coge la nevera o la dejo aquí!,- y con las bolsa que hago las mandó por Seur, ¡venga sigue un ratito mas que luego te doy el relevo!, que aquí hay nevera "pas tó".¿Jefe usted también tiene que llegar a la carpa?- pues no sé con mis cerca de 80 años, o el bastón se convierte en escoba de bruja o me quedo a medio camino-.

 

La comitiva sigue por el camino intercambiando los enseres, y bromeando con todo el que le sale al paso.

 ¿Nos paramos aquí y nos tomamos un botellín?- tu estas loco anda, anda, nunca mejor dicho. ¿800 metros, 800 metros?-si ya llevamos al menos 2 Kilómetros y todavía no se el fin.¡Quillo aqui huele mal! ¿no se habréis ido alguno?, dejarse de tontería que estoy "reventao". ¡Te estoy diciendo que aquí huele mal!-ahora me ha "venio" a mi el olor. ¡Ahí tiene que haber algo muerto!

.Nuestros personajes avanzan a pocos metros del corredero, ¡Ahí tiene la peste! -¡pero esto que es! - una porquera en el mismo corredero, -mira, mira, ¿que pasa? ¡que hay que pasar por una senda al pie de la balsa de los meaos de los cochinos!, ¡Manuel si te caes dentro, la nevera la salva, que trabajito a costado traerla hasta aquí!.

Bueno ya hemos "llegao" ¿que hemos "llegao, mira pa riba"? ¿joer ahora la nevera como la subimos por esa senda?, ¡ni el Tourmalet tiene mas pendiente!-¡que suba uno y tire una cuerda!.. Y decía yo que el alpinismo era un deporte de tonto, retiro mi afirmación.

 

 

Ea ya estamos arriba ¡mira Juan que pedazo de corredero¡.- espera que coja aire que me "quedao" sin vista. Joer el mirador es bueno con cojones. ¡abre un botellín que esto esta de lujo! ¿banquitos no traemos?-¡mejor nos viera hecho falta un colchón para descansar!, ¿Y el hombre mayor del bastón habrá llegado?- pues si no lo ha hecho mal lo lleva, porque por aquí veo pocos coches de protección civil. ¿Echamos un vistazo a la carpa?-

  ¡ayer dice que se cayo!- pues seguro por que el techo esta lleno de barro, ¡abre otro botellín y coge un filete "empanao" ya tendremos tiempo de verla!, -¿con esta peste vas abrir la fiambrera?,y que hago no comemos, -Rafael ponte la mascarilla que tu usas para cortar el mármol a ver si le puede meter mano a la comida , -callarse que me esta entrando ganas de vomitar-.

Por fin teníamos a nuestros amigos en lo alto del magnifico mirador, costó trabajo pero se consiguió, proeza la de estos chicos, con esfuerzo, ilusión y entrega se puede conseguir ver un campeonato de España de Galgos, y después para que digan.

 Reconocimiento Veterinario, presentación, y por fin la mano echa andar dando una lección de como cazar, pero las liebres no salen, nuestros protagonistas no se desesperan han venido a disfrutar y lo están haciendo de lo lindo. Parece que salta la primera liebre.

¡A ver si esto se anima!. ¡Parece que viene mas negro por eso "lao"! ¡ya lo que hace falta es que llueva y suspenda!-"no pasa na" la lluvia en Sevilla es una maravilla, pero Santiago que estamos en Toledo, ¡bueno da igual!. Ya esta lloviendo ¿os dije que llovía? ¡Manuel ve al coche por los paraguas y de camino deja la nevera!. -Al coche va ir tu p.m. cuida tu lenguaje y vámonos para la carpa para ver las carreras desde las pantallas, "venga vamos".

Dentro de la carpa.

 Refugiado de la lluvia nuestros amigos se prestan a ver las carreras desde los monitores, ¡ahí va la liebre!,-parece que vamos a ver bien la carrera, ¿y ahora que pasa con la luz?-¿que pasa que no habéis pagado el recibo? ¿o es que con la subida del diez por ciento queréis ahorrar en gasto?- "Ea aquí esta visto tó" ¡pero si no hay ni un maldito megáfono que nos indique quien a "ganao"! ¡que desastre!

Entre carreras, idas y venidas de luz, la intensa lluvia, se suspende el campeonato. ¿Y ahora que hacemos?-que que hacemos, vamos a esperar un poco sino no nos vamos a poner "empapao", ¿Quillo corre? ¿que pasa?-mira, mira, por la ladera, joer caen como chinche, otro resbalón ¡coge la cámara!, -es buena idea lo de coger la cámara  a lo mejor nos ven haciendo fotos y nos detienen llevándonos al pueblo a declarar, joer por no hacer el camino de vuelta con la nevera por mí como si me llevan a la cárcel.

Dice la letra de una sevillana rociera "que triste se hace el camino cuando se viene de vuelta", pues imaginaros a nuestros amigos. mosqueados, con la nevera y mochilas a cuesta,  mojados, entre resbalones y caídas, con  los coches a tres kilómetros de la carpa....

 

 

El humor andaluz se iba desvaneciendo de nuestros protagonistas, aunque todavía camino abajo se dejo oir; ¿Eustaquio por que no te has traído aquí a tu suegra?-verdad compare verdad-

  Al final se logró llegar a los vehiculos, mojados llenos de barro hasta el cogote por eso de las caídas, ¿y ahora que hacemos? ¿que que hacemos?-ya estamos en casa, ¿y el hotel? llama y anula las reservas que yo no vengo aquí más aunque me den a la campeona de España. "Ea po tira milla".

Y así camino del pueblo, acabó las peripecias de nuestros queridos galgueros, caminantes, alpinistas, esquiadores, porteadores.......

Moraleja; Que cada palo aguante su vela. Perdón que esto no sea una fabula, o sí, por lo de los cerdos.

 Estos son los hechos ocurridos a un grupo de aficionados al mundo del galgo en un día de principio del año de 2011, pero bien por las circunstancias vividas en este relato, podía ver sido unos de aquellos episodio de la España Rural de los años 50, años que  inspiro a García Márquez para relatarnos su novela.

 Por cierto, este grupo de amigos  aficionados a los campeonatos, lo fueron al menos hasta el día 8 de Enero de 2011.

Amador Rodríguez

 

PINCHAR PARA VOLVER A LA PÁGINA DE INICIO